in ,

El loro verde Chrysotis leucocephala, propia de Cuba.

El orden Psittaciformes, al que pertenece los loros, compuesto de muchas familias y multitud de géneros y especies, que sobrepasan el número de trescientas setenta, se entiende por cuatro de las cinco partes del mundo América África Asia y Oceanía.

Fuente: pixabay.com

Los loros de américa, que tanto hicieron, pertenecía a diversas especies, por cuya razón, y por qué no tratamos de hacer aquí un estudio científico nos vamos a limitar a indicar ciertas características y costumbres que son comunes a muchas especies de loro verde (Chrysotis), una de cuya especie más común en Brasil, la Amazónica, se extiende por una gran parte de América.

Sin embargo, para nuestro trabajo, nos referimos únicamente a la Chrysotis leucocephala, propia de Cuba.

Tiene está un tamaño de treinta y tres cm de longitud, siendo su color dominante el verde oscuro, si bien con la frente blanca, la garganta encarnada, el pico amarillo color madera y los pies de un pardo azulado.

El loro verde y todos los conocidos con la denominación de loros, no tiene otro interés que el que despiertan por la frase que pronuncia, ya que fuera de ellos son aves de pluma mal peinada y muy frecuentemente sucia: de movimientos torpes y lentos, poco activos y de graznidos desagradable.

Para que los loros aprendan mejor aquello que se les quiere enseñar, hay que repetirlos constantemente cuando son jóvenes. Después también pueden aprender, pero no con tanta facilidad.

Se alimenta en cautividad con semilla de girasol, avena,mijo,alpiste,cañamón.cacahuetes y frutas, siendo conveniente en verano dales algo de maíz lo más verde posible y algunas hojas verdes; bizcocho, galletas y pan blanco y seco.

Goza de gran longevidad: Según algunos naturalidad alcanza hasta los trescientos años de edad. Sea o no es un poco exagerado, es lo cierto que en cautividad, donde su existencia necesariamente tiene que ser más limitada, algún autor dice que muchos de esos loros han llegado a alcanzar los setentas años de duración. No obstante, debemos advertir que el yaco soporta mal  los fríos, por lo que debe tomarse precaución con el durante el invierno.

A nuestro juicio, se le tiene en jaulas la exquisita mente pequeñas, contribuyendo a ello a formarse pesados y exagera mentes gordos, donde, además, por el rozamiento que contra los barrotes de la misma sufre, estropean su pluma.

Las jaulas para loro, de sobra conocidas, son de barrotes de hierro, pues si se hicieran de alambre sería fácilmente rutas y se escaparían.

No se sabe aún si por entretenimiento otra causa, es lo cierto que les agrada pasarse grandes ratos del día picando y destruyendo cualquier manera que tiene a su alcance, por lo que debe ponerse un taco de está, pero procurando que no sea excesivamente dura, como son el roble o el castaño.

Si no se tiene ese preocupación pronto acabará con el grueso palo lo que tiene de percha, o se pasará el día tratando de romper con su fuerte pico los barrotes de su prisión.

What do you think?

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Loading…

0

Todo sobre Periquitos. Nativos de las regiones del interior de Australia

Que vergüenza un camión arroja plástico y basura al río Amazonas